Las necesidades estéticas del paciente oncológico se centran fundamentalmente en la pérdida del cabello. Aunque inicialmente para muchas personas el apartado de la imagen, la piel y cabello pueda parecer secundario, tiene una gran importancia para la persona que lo está sufriendo. La imagen influye directamente sobre el estado de ánimo.

Cambios en la imagen tras los tratamientos oncológicos

  • Pérdida de cabello.
  • Sequedad e irritación en la piel.
  • Sequedad en mucosas.
  • Lesiones en uñas.
  • Sequedad ocultar.
  • Retención de líquidos (corticoides).
  • Pérdida de luminosidad en la piel.
  • Pérdida de cejas y pestañas.
  • Eritema palmo-plantar. Sensación de hormigueo y calambres.

En los procesos oncológicos es muy frecuente encontrarnos con personas que nos trasmiten un alto grado de preocupación por la pérdida del cabello, es razonable entender que si se ven mejor también afrontan el proceso con más ánimos y energía.

Cuidados y recomendaciones previas y durante la quimioterapia

Aunque lo que más preocupa en um primer momento es la pérdida de cabello, debemos de tener unos cuidados especiales para paliar los efectos producidos por la quimioterapia que hemos comentado anteriormente.

Los oncólogos recomiendan firmas con composición natural y suave, que hidrate y calme la piel de posibles irritaciones.

Existen geles de ducha, cremas corporales, desodorantes, etc… con alto porcentaje en agentes emolientes, que van a hidratar y proteger su piel de una manera específica. Recuerda que son recomendables, a ser posible, antes de comenzar el tratamiento o en el mismo inicio, así previenes en lugar de tratar estos efectos negativos posteriormente.

También son recomendables productos con pH neutro y sin detergentes agresivos en su composición. Te recomendamos los siguientes laboratorios por su calidad y eficacia pero podéis elegir otros similares siempre y cuando tengan una composición adecuada y sean suaves con la piel sensible.

ONG DERMOLOGY

Esta nueva y especializada línea integral de cosmética oncológica. Tiene una amplia gama que cubre las necesidades de cuerpo y rostro.

ONG DERMOLOGY elabora fórmulas específicas para actuar en la nutrición de la piel, calmando irritaciones y favoreciendo la restauración del manto hidrolipídico, encargado de proteger la piel de agresiones externas, evitando su deshidratación.

Esta línea de cosméticos permite preparar la piel antes de recibir un tratamiento oncológico, así como minimizar los efectos negativos, que este tipo de tratamientos médicos tienen sobre la piel.

Otro laboratorio que recomendamos es HELAN, esta línea se compone de productos corporales, faciales y maquillaje biológico en un amplia gama y bases para ofrecer un producto seguro que cubre todas las necesidades de color y de estética.

RECOMENDACIONES

Durante los tratamientos oncológicos la piel puede sufrir diversos cambios. Se vuelve más fina y sensible y puedes notar más sequedad, sensibilidad e irritaciones.

Algunas de las recomendaciones más importantes son:

  1. Elige productos sin alcohol o con bajo contenido.
  2. No exfoliación. No realices peelings faciales ni corporales. La piel se vuelve más fina y no conviene exfoliarla. Sí que es importante hidratrarla y cuidarla mucho con productos que contengan agentes hidratantes y/o avena.
  3. Protección solar adecuada todo el año. Protege tu piel con filtros solares altos. No debes exponerte al sol. Aunque no nos expongamos directamente, debemos tener la piel protegida. En invierno debes aplicar cremas de factor solar SPF 50 sobre las zonas expuestas al sol para evitar la aparición de manchas, ya que el tratamiento favorece su aparición. Sobre todo necesitarás en la cara, te recomendamos crema solar con color. Aplícala después de una hidratante a modo de maquillaje, unificará el tono y estarás perfectamente protegida.
  4. Ten especial cuidado al rascarte o frotarte la piel con las manos, cepillo  o esponja.
  5. Secar bien la piel sin frotarla demasiado. Secarla con pequeños golpecitos te ayudará a mantenerla más hidratada.
  6. No es conveniente hacerse limpiezas de cutis, manicuras, etc, para reducir al máximo el riesgo de infección.
  7. No conviene utilizar depiladores químicos.
  8. Si es conveniente hidratar en cabina la piel de la cara y el cuerpo con aceites hidratantes y mascarillas para pieles sensibles.
  9. No usar desodorante con aluminio.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.